CUMPLEAÑOS FELIZ

Hola a tod@s de nuevo.

¿Qué tal estáis? Hacía mucho tiempo que no me dejaba caer por aquí y no sabéis lo mal que me sabe. Prácticamente cada semana se me ocurre cosas que contaros o que enseñaros, pero (aunque suene a tópico) la vida es muuuuuy dura, sobre todo la vida de una mamá por partida doble y, además, que trabaja fuera de casa donde tiene 23 “hijos” más. Si a eso le sumamos la casa, marido, amigas, familia y proyectos, se hace muy difícil darle al blog la vida que se merece, pero se intenta.

Para los que me seguís y me leéis, sabéis que cuando El rincón de Virginia cumplió un año prometí que escribiría más y os enseñaría muchas más cosas de diferentes tipos. Pero como he dicho antes, a veces las cosas no salen como una espera y hay que establecer una lista de prioridades. Para mí (y supongo que para cualquier madre) mi prioridad número 1 y que es intocable son mis niños, y por eso este post está dedicado a ellos, concretamente a mi chico mayor que ya tiene ¡4 años!

Siempre me gusta celebrar los cumpleaños, los míos y los de los demás, pero desde que soy madre me hace especial ilusión celebrar los cumpleaños de mis niños. Me encanta prepararles la fiesta, decorar la casa, buscar una temática… especialmente ahora que ya son más mayores y van forjando su personalidad. Nos lo hemos pasado en grande: el protagonista, por la ilusión que ponía cada vez que descubría un nuevo “adorno”, y yo viendo su carita y su alegría por su fiesta.

Como no, la temática no podía ser otra: Avengers. O lo que es lo mismo: los Vengadores de Marvel. Gonzalo es súper fan, tiene a todos los personajes, y los que no tenía se los han regalado, así que ahora sí que tenemos la colección completa.

DSC_0735

Nada más entrar, una lámina del protagonista se podía ver en un caballete. La hice con una cartulina negra y con lápices de colores. Es muy sencilla de hacer y queda muy vistosa, ¿verdad? Podéis inspiraros en muchas láminas que hay por internet y poner el mensaje que queráis. Yo, como es lógico, le pregunté a mi peque y sus respuestas quedaron plasmadas.

DSC_0810

También había unos banderines para celebrar el cumple con un: “Felicidades Gonzalo”.

IMG_6987

 

Preparé unos pompones con papel de seda muy sencillos, pero les añadí una imagen típica de los superhéroes.

IMG_6961IMG_6962DSC_0812

Decoración de pared con el logo de Avengers.

DSC_0809

En ninguna fiesta puede faltar un photocall y mi peque no iba a ser menos. Hice una la silueta de una ciudad por la noche, con sus luces y todo, con un aire a Nueva York (hacia donde partíamos esa misma noche, y ya os contaré más adelante). También le preparé los atrezzos para el photocall relacionados con los superhéroes y unos botes con las siluetas de la ciudad para colocarlos.

IMG_6956IMG_6957IMG_6954

DSC_0800

DSC_0780DSC_0801

Para que los niños se entretuvieran y lo pasaran bien les preparé un juego de “bolos” de superhéroes. Con latas forradas con papel blanco y decoradas con los personajes más emblemáticos de Marvel, al estilo Lego (porque Gonzalo también en un gran fan de Lego).

IMG_6958

No podía faltar Lego en el cumple de Gonzalo, así que entre los dos (y con la ayuda de su hermano) montamos una “foto”, según mi peque, de los años que cumplía: 4.

IMG_7001

En cuanto a la comida, fue todo casero y muy sencillo. Tortillas de patata (que me encantan), mini hamburguesas gourmet, pizzas, empanadas y empanadillas, bocatas vegetales… Y, por supuesto, una mesa dulce llenita de chocolates y chuches. A Gonzalo y a mí se nos ocurrió decorar la mesa con todos los muñecos que tenía y se encargó él de colocarlo todo. Mi toque lo puse con los toppings de superhéroes.

IMG_6998DSC_0736IMG_6984IMG_6983IMG_6985

Fue una fiesta genial y lo mejor de todo es lo bien que se lo pasó Gonzalo. Se sentía un auténtico superhéroe, estaba contento y encantado con todo, además tuvo un moooontón de regalos. ¿Qué más se puede pedir?

Aunque lleve faena prepararlo todo, te quite tiempo y luego toque recoger, merece la pena solo por ver esa sonrisa especial que tienen los niños y yo, por mi hijo, lo que haga falta 😉

Hasta la próxima.

 

Reforma low cost

imageHola a tod@s.

Hace poco escribí un artículo para Qué aprendemos hoy, un blog en el que colaboro, sobre decoración low cost. Y qué mejor manera de explicarlo que practicando con el ejemplo.

Hoy os traigo la última reforma exprés que hice en casa y, lo mejor de todo, a bajo coste.

Llevo 4 años viviendo en mi pisito, pero ya no me gustaba mi baño. En realidad nunca me gustó, pero venía así con la casa y no podía cambiármelo. Estaba aburrida de los colores y no encajaba con el estilo que tenía el resto de la casa. Así que un día me decidí a cambiarlo. Pero, ¿cómo lo haría? Ya sabéis que una reforma implica tener la casa patas arriba una temporada, obras, obreros, pintores y un desembolso de dinero. Ahora mismo no me apetecía nada de eso y menos teniendo a los dos peques correteando por la casa.

Buscando por internet y recordando viejos programas de Decogarden, di con la solución: suelo vinílico. Este tipo de suelo es muy fácil de colocar, ya que es como un vinilo, y queda fenomenal. Hay diferentes estilos para elegir: parqué (en todas sus variantes), azulejo, cemento, cerámica, etc. Además, se puede encontrar en tiendas de bricolaje y, lo mejor de todo, es que dan el pego.

Tengo toda la casa con parqué y tener el suelo morado en el baño como que no. Quería que estuviesen todas las habitaciones integradas con el resto de la casa, pero poner parqué en el baño o la cocina es un poco arriesgado por la humedad. Los hay sintéticos que se pueden mojar, pero el mío no es así. Lo único que podía hacer era optar por el suelo vinílico y fue todo un acierto. Se puede lavar y no hay riesgo de que se estropee cuando nos duchamos.

 

Es muy fácil de colocar. En mi caso, al elegir el de parqué, viene en lamas como un adhesivo; solo hay que quitar el plástico y pegarlo al suelo. Lo malo es que hay zonas donde tienes que cortar para que cuadre. Si te equivocas, como me pasó a mí, se puede despegar con facilidad.

Además del suelo, también cambié el color de las paredes y, como tengo azulejos, compré una pintura especial para azulejos así, con el agua y la humedad no salta y se agarra bien. Me decidí por el color blando porque tengo toda la casa en ese tono y para darle más luminosidad y amplitud.

Así es como era antes.

imageimage

image

Y así es cómo ha quedado.

imageimageimageimageimage

 

¿Qué os parece el resultado? Yo estoy francamente contenta por cómo queda, por el poco tiempo que me ha llevado hacer la reforma y por lo económico que me ha resultado.

Si estáis pensando en cambiar algo de vuestra casa, ¿por qué no os animáis y hacéis como yo?

Hasta la próxima.

 

Año nuevo vida nueva

Esta semana, en una reunión de trabajo, una compañera explicaba que le costaba mucho verbalizar lo que sentía, lo que pensaba. Ahora mismo yo me siento así. Además, durante esta semana he repetido bastante eso de “Año nuevo vida nueva”, lo he aconsejado incluso, así que debo predicar con el ejemplo.

Desde hace un tiempo me siento rara;  no estoy como siempre, pero no sé por qué. Tal vez sea porque llevo bastante tiempo metida en una rutina, porque no me siento motivada, porque he perdido esa “chispa”… Siento que necesito algo, pero no sé qué y llevo algunas semanas así.

Estaba como perdida.

Hasta ayer.

Mis chicos y yo salimos por la tarde a comprar un juego de cubierto que necesitábamos con muuucha urgencia (se nos perdieron o rompieron casi todos) y fuimos a la tienda Casa. Paseando por ahí, de repente vi la luz. Me di cuenta que necesita dar un cambio en casa, necesitaba ver cosas nuevas, que me slegrase, diesen un aire nuevo a mi hogar, a mi rinconcito. Necesitaba estrenar, ¡¡con lo que a mí me gusta estrenar!!

No sé si os habréis sentido alguna vez de esta forma o si os habrá pasado esa necesidad de renovar tu casa, tu armario o lo que sea. Esa inquietud por sentir que te falta algo y no saber qué es. O peder tu “chispa”.

La verdad es que es muy gratificante, es un soplo de aire fresco, es una alegría descubrir qué era lo que faltaba, qué es lo que necesitas y sentirte motiva de nuevo.

Pues bueno, entre mis adquisiciones estaban esos cubiertos tan necesitados, pero muchísimas cosas más. Desde un divertido felpudo moustache, que tanto me gusta, hasta una preciosa caja para guardar fotos y mi material de scrap cuando le hago los álbumes a mis peques.

Sabéis que soy una fan del DIY así que eso no podía faltar.

Conforme le vaya dando forma a mi rinconcito y vaya haciendo cositas con mis nuevas adquisiciones os iré contando.

Y con este post os animo a que busquéis, a que cambiéis si os sentís perdidos, aburridos, desmotivados… Porque con muy poco se consigue mucho y hay veces que debemos de hacer caso al refranero español: “Renovarse o morir”. Nunca perdáis la sonrisa, la alegría y las ganas de vivir.

Ya que estamos a punto de empezar la semana os deseo que seáis muy felices, positivos y que disfrutéis del buen rollo.

Hasta la próxima.