Libro de firmas para una boda

Hola a tod@s.

Dentro de unos meses se casa una pareja y Andrea quería hacerles algo especial, algo que fuese personalizado y diferente. Algo totalmente artesanal y a favor del DIY. Entonces pensó que un libro de firmas para su boda sería el regalo perfecto, así que no tardó nada en encargármelo.

Me encantan este tipo de proyecto porque soy una apasionada de las bodas pero también tengo que reconocer que es complicado. Siempre te queda la duda de si les gustará a los novios, si habrás acertado con los detalles que lo personalizan, etc. Y, lo mejor de todo, es que al final, después de todos mis miedos, les acaba encantando y a mí me hace muy feliz 😉

Andrea quería que el libro tuviese un estilo clásico y sencillo y que hubiese “homenajes” a los novios relacionados con sus trabajos o aficiones.

image

image

image

image

 

Elegí unos papeles con motivos de flores y tonos marrones, crema y pastel.

image

image

image

image

image

image

image

image

Había detalles para ella y su afición por hacer tocados.

image

image

Y también para el novio y su profesión.

image

También les puse unas frases para que los invitados más especiales para los novios tuvieran su rinconcito.

image

image

image

image

image

image

Y, por último, les puse un bolsillito para que puedan guardar cualquier recuerdo de su gran día: fotos, cartas, tarjetas…

image

 

Aquí os dejo un vídeo, colgado en mi canal de Youtube, en el que podréis ver mejor este libro de firmas.

 

Desde aquí, quiero dar las gracias a Andrea por haber confiado en El rincón de Virginia y a los novios por sus halagos y hacerme sentir orgullosa de mi trabajo. ¡Que seáis muy felices!

Hasta la próxima.

Anuncios

Total look black

Hola a tod@s.

Estamos a punto de entrar en la primavera pero todavía no ha llegado el buen tiempo. Por aquí, incluso parece que haga más frío que hace unas semanas y ¡por fin llueve!

Os quiero enseñar un total look en color negro con botas de agua incluidas.

Es un look muy sencillo y cómodo por los leggins y la camisa ancha, pero al mismo tiempo tiene algo que lo hace ideal para ir al trabajo o, incluso, a tomar algo.

El negro o lo amas o lo odias y yo soy de las que lo ama. Creo que con él siempre aciertas y es elegante. Lo importante es que lo sepas combinar bien con unos buenos complementos que le den color.

Las botas son de agua pero con estilo, ya que son de tacón y al ser de goma y ancho hace que las aguantes bien.

Pero lo que más me gusta del conjunto es mi bolso nuevo. Es de Fornarina y ¡es reversible! Es mi última adquisición on line, es un 3 en 1 y es ideal (al menos, para mí).

Tanto la camisa, como los leggins y las botas son de Zara.

IMG_4789IMG_4792IMG_4795IMG_4798IMG_4803

Que paséis un buen día.

Hasta la próxima.

Reforma low cost

imageHola a tod@s.

Hace poco escribí un artículo para Qué aprendemos hoy, un blog en el que colaboro, sobre decoración low cost. Y qué mejor manera de explicarlo que practicando con el ejemplo.

Hoy os traigo la última reforma exprés que hice en casa y, lo mejor de todo, a bajo coste.

Llevo 4 años viviendo en mi pisito, pero ya no me gustaba mi baño. En realidad nunca me gustó, pero venía así con la casa y no podía cambiármelo. Estaba aburrida de los colores y no encajaba con el estilo que tenía el resto de la casa. Así que un día me decidí a cambiarlo. Pero, ¿cómo lo haría? Ya sabéis que una reforma implica tener la casa patas arriba una temporada, obras, obreros, pintores y un desembolso de dinero. Ahora mismo no me apetecía nada de eso y menos teniendo a los dos peques correteando por la casa.

Buscando por internet y recordando viejos programas de Decogarden, di con la solución: suelo vinílico. Este tipo de suelo es muy fácil de colocar, ya que es como un vinilo, y queda fenomenal. Hay diferentes estilos para elegir: parqué (en todas sus variantes), azulejo, cemento, cerámica, etc. Además, se puede encontrar en tiendas de bricolaje y, lo mejor de todo, es que dan el pego.

Tengo toda la casa con parqué y tener el suelo morado en el baño como que no. Quería que estuviesen todas las habitaciones integradas con el resto de la casa, pero poner parqué en el baño o la cocina es un poco arriesgado por la humedad. Los hay sintéticos que se pueden mojar, pero el mío no es así. Lo único que podía hacer era optar por el suelo vinílico y fue todo un acierto. Se puede lavar y no hay riesgo de que se estropee cuando nos duchamos.

 

Es muy fácil de colocar. En mi caso, al elegir el de parqué, viene en lamas como un adhesivo; solo hay que quitar el plástico y pegarlo al suelo. Lo malo es que hay zonas donde tienes que cortar para que cuadre. Si te equivocas, como me pasó a mí, se puede despegar con facilidad.

Además del suelo, también cambié el color de las paredes y, como tengo azulejos, compré una pintura especial para azulejos así, con el agua y la humedad no salta y se agarra bien. Me decidí por el color blando porque tengo toda la casa en ese tono y para darle más luminosidad y amplitud.

Así es como era antes.

imageimage

image

Y así es cómo ha quedado.

imageimageimageimageimage

 

¿Qué os parece el resultado? Yo estoy francamente contenta por cómo queda, por el poco tiempo que me ha llevado hacer la reforma y por lo económico que me ha resultado.

Si estáis pensando en cambiar algo de vuestra casa, ¿por qué no os animáis y hacéis como yo?

Hasta la próxima.