Boda Alba y Leo

Hola a tod@s.

El año pasado creo que batí récords con el tema de las bodas. Tuve muchísimas. Este año pensaba que me daría un respiro pero cada vez van saliendo más. Pero qué se le va a hacer. Es lo que tiene casarse la primera y hace 6 años, que ahora empiezan todas y se nos amontonan, jajaja.

El mes pasado se casó una de mis amigas, la primera de esta nueva tanta que nos viene, y me pidió que le hiciera un libro de firmas. Pero, ¿qué sería de un libro de firmas sin su correspondiente rinconcito? Así que me puse manos a la obra y se lo preparé.

FullSizeRender 14

Como veis, la decoración es muy sencilla: pompones, fotos de los familiares de los novios el día de su boda, elementos decorativos antiguos, unos banderines de madera que quedaban genial con el toque vintage del rincón y, por supuesto, el libro de firmas. 

FullSizeRender 10FullSizeRender 8

FullSizeRender 16

FullSizeRender 12IMG_8810FullSizeRender 18FullSizeRender 4FullSizeRender 5FullSizeRender 11FullSizeRender 7

Tanto a los novios como a los invitados les encantó y yo también estoy bastante contenta con el resultado.

Pero no solo me encargaron este rincón de firmas, sino también algo de decoración para la fiesta pre-boda que celebró la novia el día anterior.

Ya que estábamos en pleno julio y con un calor tremendo decidí darle color y alegría, así que opté por una decoración veraniega. Preparé un photocall con su correspondiente atrezzo y unos banderines con la fecha de la boda.

FullSizeRender 9FullSizeRender 6

Era la primera vez que hacía estas flores de papel tan grandes y quedaron genial, muy resultonas y perfectas para este tipo de decoración. Tan solo hay que sacar una plantilla (yo las encontré en pinterest), recortar y pegar. Las flores las acompañé de pompones, globos y de unas hojas tropicales.

FullSizeRender 17FullSizeRender 13FullSizeRender 15

Los banderines están hechos con el papel de scrap que me sobra de los álbumes y demás proyectos y con la banner punch board de We R Memory Keepers. En la foto se aprecian los diferentes tipos de banderines que se pueden hacer con ella. Hice también unos festones en cartulina negra para que resaltara sobre el color y encima un círculo blanco con las letras y números de la fecha de la boda.

FullSizeRender 19

Los pompones que sobraron los utilizamos para decorar un pequeño rincón con chuches.

Y, bueno, qué decir de la boda. Lo pasamos genial, fue muy emotiva y tengo a las mejores amigas que se puede tener. Por cierto, la del barrigón soy yo 😉

IMG_8856

Hasta la próxima.

 

 

Anuncios

Libro de firmas para una boda

Hola a tod@s.

Dentro de unos meses se casa una pareja y Andrea quería hacerles algo especial, algo que fuese personalizado y diferente. Algo totalmente artesanal y a favor del DIY. Entonces pensó que un libro de firmas para su boda sería el regalo perfecto, así que no tardó nada en encargármelo.

Me encantan este tipo de proyecto porque soy una apasionada de las bodas pero también tengo que reconocer que es complicado. Siempre te queda la duda de si les gustará a los novios, si habrás acertado con los detalles que lo personalizan, etc. Y, lo mejor de todo, es que al final, después de todos mis miedos, les acaba encantando y a mí me hace muy feliz 😉

Andrea quería que el libro tuviese un estilo clásico y sencillo y que hubiese “homenajes” a los novios relacionados con sus trabajos o aficiones.

image

image

image

image

 

Elegí unos papeles con motivos de flores y tonos marrones, crema y pastel.

image

image

image

image

image

image

image

image

Había detalles para ella y su afición por hacer tocados.

image

image

Y también para el novio y su profesión.

image

También les puse unas frases para que los invitados más especiales para los novios tuvieran su rinconcito.

image

image

image

image

image

image

Y, por último, les puse un bolsillito para que puedan guardar cualquier recuerdo de su gran día: fotos, cartas, tarjetas…

image

 

Aquí os dejo un vídeo, colgado en mi canal de Youtube, en el que podréis ver mejor este libro de firmas.

 

Desde aquí, quiero dar las gracias a Andrea por haber confiado en El rincón de Virginia y a los novios por sus halagos y hacerme sentir orgullosa de mi trabajo. ¡Que seáis muy felices!

Hasta la próxima.

Pon música a tus recuerdos

Hola a tod@s!!

El otro día, mientras estaba hiciendo mil cosas por casa, me puse música y me inspiré para hacer este post.

Siempre me ha gustado la música y algunas canciones han sido muy importantes en muchos momentos de mi vida. Pero con tanta responsabilidad no me queda mucho tiempo para mí, y menos para escuchar música. No sé por qué pero últimamente la busco, la necesito, me persigue, me acompaña, me anima… Así que me pongo el Spotify y voy escuchando canciones sueltas o álbumes enteros, pero siempre estilos diferentes.

A diario estoy rodeada de “pre-adolescentes” y siempre están haciendo sus propios vídeos en los que bailan, cantan o imitan a sus artistas preferidos. Pero en lo que más se fijan es en buscar esa canción que les guste, que les motive (como dicen ellos). Y vienen y te dicen: “Mira Virginia qué vídeo tan chulo hemos hecho”.

Así que viendo lo que hacen los niños o yo misma me doy cuenta de que todo ha cambiado. Nuestra sociedad va cambiando, nuestras costumbres, nuevos gadgets. Está muy de moda hacer vídeos como regalo o como recuerdo (aunque hace ya unos cuantos años que empezó).

Podemos hacer un vídeo como recuerdo de nuestra boda; para celebrar el cumpleaños de alguien; unas bodas de plata, un amigo invisible… Es algo muy bonito que suele gustar y con que acertaremos seguro. Pero lo más importante es encontrar la música ideal.

Aquí os dejo una pequeña parte de mi lista de canciones preferidas que escribí para QAH (blog en el que colaboro habitualmente). ¿Os animáis a decirme cuál sería vuestra BSO?

Hasta la próxima.

Mi universo paralelo

Infancia. Amistad. Cumpleaños, adolescencia. Amistad. Recuerdos. Amistad. Vida, familia, tiempo. Amistad. Secretos, risas, confidencias, fiestas, taxi. Amistad.

¿Tienes un buen amigo? Yo unas cuantas.

Hoy solo tengo ganas de gritar a los cuatro vientos que tengo a las mejores amigas que se pueden tener. Sin más. Estoy orgullosísima de todas y cada una de ellas, de verlas felices, de ver que, aunque pasemos tiempo sin vernos, cuando estamos juntas es como si estuviésemos siempre juntas.

Somos el mismo grupo prácticamente desde los 2 años y eso es algo que no todos pueden decir.

Llega un momento (o, al menos, esa es mi experiencia) en que la vida te cambia. Te casas, tienes hijos, y tus amigas no están están viviendo lo mismo que tú. Nos hacemos mayores, adultas, mujeres formadas, mamás… Lógicamente, cada una hace su marcha y pasamos de salir juntas todos los fines de semana a vernos una vez al mes (si es que tenemos suerte). Hay veces que piensas que los buenos momentos que tuvimos cuando éramos más jóvenes ya no volverán a ser iguales.

Pero, de pronto, una de nosotras se casa y me doy cuenta de que somo especiales, sois especiales. Cantamos, bailamos, reímos, nos picamos… como siempre.

Sé que estáis ahí para lo bueno y para lo malo. Me siento apoyada, valorada, querida y quiero que lo sintáis también por mi parte. Sois mi universo paralelo. Y sé que se va a cumplir lo que decíamos de pequeñas, que cuando fuesemos unas ancianitas nos juntaríamos y recordaríamos todas las anécdotas de nuestras vidas.

Las redes sociales, especialmente los comentarios en facebook de las fotos de la boda, me han hecho pensar en la importancia de la amistad. Así que hoy voy a pensar un poquito en los míos y dedicarles este post a ellas, a mis Chupis.

Decirle a “la chunga de la hucha del Domun” que ese 7 lo hemos celebrado como si fuera nuestro. Eres una campeona y la vida te depara cosas buenas (lo que tenga que ser para ti será).

A la recién casada, que disfrute mucho de su nueva etapa (no os imagináis lo guapos que estaban y el amor que desprendían).

Tengo amigas nadadoras, runners, que son unas grandísimas amantes de los animales y valoro la gran labor que hacen (Dylan es un ejemplo).

También tengo una superwoman que puede con todo: estudios, casa, familia, trabajo, amigas… Es nuestra súper cocinera que hoy se ha currado unas paellas estupendas (de aquí a Masterchef).

Me muero de risa con nuestra periodista e informadora de cualquier cosa que quieras saber (aunque se te escapó una mesa, y lo sabes).

Admiro a mi matrona preferida por su dedicación a todo lo que hace y envidio la libertad que tiene. Me alegro de lo feliz que se te ve últimamente (#melopasopipa #tomasalami).

Y a ti, mi pequeña pony, solo quiero decirte que no cambies nunca (ya tu sabes).

¡Viva la amistad! 

Hasta la próxima.

Nos vamos de boda

Se acerca la boda de mi amiga Ana. No es la primera (la mía fue hace 3 años) pero como si lo fuera. Nunca he ido de invitada de una amiga íntima, ni he preparado una despedida de soltera. Así que ando un poco aaaarg!! Se me echa el tiempo encima y aún no sé ni qué me voy a poner.

He leído mucho en revistas, he buscado por internet y he llegado a la conclusión de que para ser la perfecta invitada a una boda necesitas cumplir estas premisas.

  • El vestido. No importa cómo sea, lo importante es que tú vayas cómoda porque tienes que aguantar con él todo el día (y toda la noche). Pero sí que hay un protocolo que seguir. Si la boda es de día el traje debe ser corto (pero no te pases que estás en una boda). Si es de noche debería ser largo, aunque los cortos también están aceptados. Yo opto por los cortos, voy más cómoda.
    Silvia Navarro

    Silvia Navarro

    Dolores Promesas

    Dolores Promesas

En cuanto a los colores (prohibidos el blanco y el negro), busca uno que te favorezca y que sea acorde a tu color de piel, de pelo, a tu figura… Hay que disimular nuestros defectos y, sobre todo, potenciar nuestras virtudes.

Si es una boda de entretiempo, una opción es elegir un vestido de manga larga o media manga, así evitaremos llevar chal (no me gustan nada). Si es en invierno puedes llevar un abrigo a juego con el traje (los hay muy monos) o pieles en versión capa, torera, chaqueta, estola… Queda muy chic. En verano no hay problema, aunque si la ceremonia es religiosa, y nuestro vestido es escotado, deberíamos de cubrirnos (incluso con un chal).

Panambi

Panambi

  • Los zapatos. Soy una amante de los zapatos de tacón. Me gustan prácticamente todos: salones, peeptoes, sandalias, cuñas, zapatos joya… Y altos, muy altos. Los que llevan plataforma son muy cómodos, pero si no estás acostumbrada te pueden hacer pasar un mal rato. Busca unos zapatos que te hagan ir elegante pero con los que no sufras, con una altura de tacón adecuada a ti. Deben ir a juego con el bolso pero no con el vestido, intentar que sean de otro color para que resalten.
    Zara

    Zara

    Zara

    Zara

  • ¿Tocado o pamela? Soy una gran fan, especialmente de los tocados. Las pamelas y sombreros son para el día y el protocolo dice que no hay que quitársela. Por tanto, elige una que sea cómoda y no sea demasiado grande para no molestar a los comensales que tienes al lado.

    Los tocados se pueden llevar tanto de día como de noche y tampoco se pueden quitar. Ahora también se llevan mucho los canotiers y las coronas de flores. I love it!

    Mimoki

    Mimoki

  • Los complementos. No te pases con las joyas. Si llevas palabra de honor y has optado por unos pendientes largos, evita el collar. No lleves reloj, eso déjaselo a los hombres, con una bonita pulsera es suficiente.

    El bolso es imprescindible, aunque solo nos quepa la barra de labios. Debe ser de mano y están permitidos muchos estilos: de sobre, clutch, joya

    1.Stradivarius, 2.Blanco, 3.Mango, 4.River Island, 5.Zara, 6.H&M

    1.Stradivarius, 2.Blanco, 3.Mango, 4.River Island, 5.Zara, 6.H&M

  • El peinado. Es lo que más dolor de cabeza me lleva (nunca mejor dicho). Me encanta hacerme  diferentes estilos de peinado y no me gusta repetir, así que es una de las cosas en las que más pienso. Antes se llevaban recogidos muy elaborados y bien peinados. Pero, afortunadamente, ahora la tendencia es más informal, desenfadado, incluso para las bodas. ¡Y me encanta! Da mucho juego y las posibilidades se multiplican: trenzas, coletas, moños altos, bajos, deshechos… Lo que sí debes tener en cuenta es el vestido: si es palabra de honor, asimétrico, si tiene escote en la espalda, algún detalle especial… Lo más importante y en lo que más se va a fijar la gente es en el vestido, así que no lo “escondas” con el pelo.20-coletas-con-estilo-para-este-invierno peinados-con-melena2 recogido-desenfadado
  • El maquillaje. Recuerda que menos es más. Como se le dice a las novias, cuanto más naturales vayamos, mejor. Intenta destacar solo una parte del rostro. Si llevas los ojos marcados o con una sombra más oscura utiliza un tono neutro para los labios, o al revés. A mí me encanta esta segunda opción, resaltar los labios con un color rojo o fucsia, es muy favorecedor.imita-este-maquillaje-de-labios-rojo maquillaje-de-fiesta

Si tienes en cuenta todo esto, seguro que entras en el ranking de las mejor vestidas de la boda 😉

Hasta la próxima.