Cumpleaños pirata

Como cada año, desde hace ya 5, el 9 de agosto es una fecha muy especial para mí porque fue el día en que me convertí en madre por primera vez. Además de que es normal que celebremos el cumple de los niños, en nuestro caso se está convirtiendo ya en una tradición porque Gonzalo ya elige la temática de sus fiestas y lo preparamos juntos con muuuucho amor 😉

Este año quería una fiesta pirata y la tuvo. Lo cierto es que entre la bodas, los encargos y mi barrigón no me la he podido currar lo que me gustaría, pero creo que no quedó del todo mal. Juzgadlo vosotros mismos.

Lo primero que hicimos ese día en cuanto nos despertamos fue la tarta (aunque no soy una gran experta en repostería). Gonzalo la quería de chocolate así que optamos por un bizcocho que gusta a todos. Mi idea era rellenarlo de una buttercream de queso pero me quedó muy fino, así que pensé hacer otro y poner el relleno por medio, algo que Gonzalo rechazó enseguida porque a él no le gustaba, y cómo me iba a negar si él era el protagonista de la fiesta. Así que me vi con la crema preparada y sin saber qué hacer con ella. De repente me vino un recuerdo de los mejores cupcakes del mudo mundial que probé en Magnolia Bakery en Nueva York y encontré la solución perfecta: red velvet cupcakes, que iban perfectos con la decoración. Fue todo un acierto y lo mejor de todo fue que ¡estaban deliciosos!

Archivo_001-2IMG_9232

Después de estar toda la mañana metida en la cocina con mis mejores pinches, que casi que me ensuciaban más que me ayudaban, tocaba el turno de decorarlo todo (y seguir cocinando lo que íbamos a comer, claro).

Para la decoración utilicé los colores blanco, rojo y negro. Hice unos banderines de fieltro en rojo y negro con el mensaje “Felicidades Gonzalo” y como mi última adquisición fue la banner punch board de We R Memory Keepers me resultó comodísimo y muy rápido de hacer. Las letras las hice en cartulina y utilicé la mini alphabet punch board, también de We R Memory Keepers.

Archivo_003

FullSizeRender 3

En la puerta de entrada siempre le pongo algo que anuncie la fiesta. A Gonzalo, como buen anfitrión, le gusta ser el primero en entrar y conducir a sus invitados a su fiesta. Así que le preparé algo que no sé muy bien cómo llamar (un cartel, un móvil, un colgador…) o lo acompañé de un 5, los años que cumplía. Está todo hecho con cartulina y cintas de raso para colgar.

Archivo_005

Pero, sin duda, lo que más le gustó fue el photocall. Esta vez lo hice algo diferente, más dinámico. El peque quería un barco con timón para ser un auténtico pirata. Yo lo veía un mundo, pero resultó ser muy fácil de hacer. Tan solo necesité cajas grandes de cartón (que por suerte tenía en casa) y unas cartulinas para decorar. Se podría haber pintado, pero la verdad es que se acaba antes pegando la cartulina y el resultado es muy limpio. Además del barco y el timón, también le hice un ancla y un tiburón.

Archivo_001

Al fondo pusimos una vela pirata con una cartulina negra enganchada a una caña y daba la impresión de estar en un barco de verdad (al menos para los niños).

En cuanto al atrezzo no quise poner lo de siempre, el típico photo booth, así que puse pañuelos piratas, parches, espadas, complementos de disfraces que tenía por casa de los niños y sí, lo reconozco, un pequeño photo booth de labios, bigotes… para que los más mayores tuviésemos más juego.

Archivo_000-4

IMG_9238IMG_9234DSC_0095

El año pasado le hice una lámina con información sobre el protagonista y este año opté por hacerla sobre piratas. Mismo método anterior: cartulina y la mini alphabet punch board.

Archivo_002-2

Archivo_001-5Archivo_000-2

Por supuesto, no podían falta pompones, globos y más guirnaldas y banderines.

Archivo_003-4

Archivo_000-5

Esta fue la única decoración que compré hecha.

Archivo_002

La candy bar la decoré con pompones, el nombre del niño con unas letras blancas de madera y tarros de cristal adornados con unas tags piratas que imprimí de aquí. Los banderines frontales también los podéis conseguir aquí. Le puse dos caminos de rallas rojas y blancas sobre el mantel negro para que siguiera la misma tonalidad de toda la decoración. Y, como viene siendo ya un clásico, había que poner los juguetes piratas que teníamos 🙂

IMG_9239IMG_9232IMG_9231DSC_0059DSC_0060DSC_0061

En la mesa principal pusimos toda la comida para que cada uno se sirviese a modo bufete y en algunos punto puse unos toppers piratas que encontraréis aquí.

DSC_0062DSC_0063

Y, por último, solo me queda enseñaros los juegos que siempre me gusta preparar para que los niños se diviertan mientras los adultos pasamos un ratito tranquilos y de charraeta.

Esta vez Gonzalo eligió tres: tiro al garfio, memory pirata y guerra de cañones. 

Archivo_001-3

El memory lo podéis conseguir aquí, aunque a mí me costó y al final opté por ir cortando la imagen. Yo lo imprimí, pegué a una cartulina negra y le puse por detrás unas calaveras. Después lo plastifiqué para que nos durase mucho y así poder jugar con él en casa.

El tiro al garfio es muy sencillo de hacer y a los peques les encantó. En un corcho que podemos tener por casa para colgar notas, avisos, fotos o lo que sea (y si no lo tenemos es muy barato de conseguir) puse una cartulina blanca para taparlo y le pequé vasos de plástico negros. A estos vasos les puse unos garfios hechos con alambre y forrados con papel de plata y listo.

Pero la joya de la corona fueron los cañones. Globos negros grandes con agua y… ¡a lanzar! Opté por los globos grandes porque al llenarlos de agua se explotan con menos facilidad que los pequeños. Pero como me veía que se iban a empapar enteros y ya era de noche, varié el juego y en vez de lanzárselos les dije que tenían que hacer canasta en la cesta.

IMG_9242

Y llegó el momento tarta, mi preferido. Mirad la cara de Gonzalo. Le encanta que le canten “Cumpleaños feliz”. Como veis, adorné la tarta con un poquito de la buttercream de queso y con un set que compré pirata. La vela (que no se aprecia bien en la foto) tenía leds y hacía luces, todo un puntazo.

La verdad es que pasamos un día muy agradable y el protagonista disfrutó muchísimo, aunque yo ya no podía más, iba arrastrando hasta las piernas. Lo que llegamos a hacer por nuestros hijos.

Espero que os haya gustado el post de hoy y que os haya dado alguna idea para decorar vuestras fiestas.

Hasta la próxima.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s