Mamá de tres

Después de muuuucho tiempo, hoy he vuelto a entrar en el blog y me he dado cuenta de que mi última entrada fue… ¡el 8 de enero! ¡Hace más de 6 meses!

Cada vez que publico algo me propongo darle más vida al blog, contaros todo lo que hago en este tiempo (que es mucho) pero por unas cosas o por otras siempre lo dejo para otro momento y de ahí que pase tanto tiempo entre cada post.

Lo cierto es que he tenido una razón muy importante para estar “desconectada” o más ocupada estos meses y es que en pocas semanas seremos una familia numerosa. No sé cómo lo haré ni si nos organizaremos bien, pero soy optimista (no me queda otra, jajaja).

IMG_8947

 

El otro día leí a Lucía Be en Instagram que se encontraba en mi misma situación y le surgían miedos. Me sentí muy identificada con ella porque me pasa exactamente lo mismo.

Cuando estás embarazada por primera vez lo vives de una forma distinta a las demás. Yo recuerdo que me compraba libros sobre el tema y me gustaba leer revistas sobre la maternidad y los bebés. Quería informarme de todo para estar preparada y ser una buena madre. Y, lógicamente, tenía miedo e infinidad de dudas. Creía que lo haría bien porque me encantan los niños, he trabajado cuidando de ellos y ya tenía dos sobrinas. Además, soy maestra, o sea que el tema de la educación no lo podía hacer tan mal. Pero nunca se está preparada para el momento en el que realmente te conviertes en mamá. Para mí, ese momento no fue cuando nació mi primer hijo, sino cuando llegamos a casa y estuvimos los tres solos. En ese momento, cuando ya no tienes la ayuda de las enfermeras del hospital ni las opiniones de familiares, es cuando te das cuenta de que va en serio y ese pequeño te necesita más que a nada en el mundo. Solo tienes dos opciones. Una: dejarte llevar por los miedos y la inexperiencia y salir corriendo pidiendo ayuda cada vez que llore tu bebé. O dos: tragarte tu miedo, ser fuerte e intentar afrontar la situación de la mejor manera posible. Ya eres mamá, eres su mamá, y eres la persona a la que el bebé necesita. Si te equivocas no pasa nada porque de eso va la vida, de ganar experiencias y de crecer. Crecer como persona, como amiga, como hija, como esposa y, por supuesto, también como madre.

Después viene el segundo y se cumplen todos los tópicos. Ya no le prestas tanta atención al embarazo, no te cuidas ni descansas igual, y cuando nace lo tienes todo mucho más fácil. Como muchas veces dicen, el segundo va solo, especialmente cuando se llevan poco tiempo entre los hermanos, como en mi caso, que tan solo se llevan 18 meses.

Y entonces llega el tercero. Qué decir ahora. Debe de ser muy fácil pero siempre hay un riesgo, un miedo. Dejando de lado los típicos síntomas (que yo por suerte no he tenido ninguno nunca), cada uno de mis embarazos ha sido diferente. El primero porque es el primero, todavía no era consciente de lo que se me venía encima y podía seguir con mi marcha. El segundo apenas lo disfruté porque tenía otro bebé en casa y dependía mucho de mí todavía. Por mucho que le dijera que venía un hermanito no era consciente, pensaba que tenía un balón en la barriga 🙂 Pero en este tercero me hace especial ilusión compartirlo con mis hijos. Aunque tengo que reconocer que me llego a cansar, siempre están pendientes de mi barriga, hablan con el bebé y no paran de darle besos y abrazos. A veces hasta pienso que lo quieren más que a mí. Espero que cuando salga le hagan el mismo caso y no hayan celos. Pero no olvidemos que sigue siendo un embarazo y que tienes miedos. Miedo de que algo no vaya bien para ti o para el bebé. Sientes agobio porque son nueve largos meses y se hace pesado, sobre todo al final y más si es verano. Incluso miedo a no saber hacerlo bien aunque seas toda una experta.

IMG_8946

IMG_8948

 

Ahora, lo único que me queda es esperar, que no se haga de rogar y que todo vaya bien. Y, lo que más me aterra ahora mismo, que pueda llevarlo todo.

Estoy segura de que hay mucha gente en mi situación o que ha pasado por lo mismo que yo, así que se aceptan consejos y sugerencias. Pasad el calor como mejor podáis y hasta la próxima.

La protagonista de un cuento

imageimageimageimageimage

Hola a tod@s.

¡¡Cuánto hacía que no me dejaba caer por aquí!! Hoy os traigo un álbum para una recién nacida con un toque especial: el negro. Tal vez tendemos a pensar en colores claros, pasteles, blancos, rosas, azules… para los bebés. Pero esta vez me he atrevido poniendo una base oscura para el álbum y el resultado me encanta. Resalta más los papeles y le da un toque diferente.

imageimageimageimage

En este caso he utilizado unos papeles de Dayka, que tienden a ser muy suaves y con tonos pastel. La colección se llama “Cuentos” y recuerda a los cuentos de siempre, con Caperucita, Pinocho… Representan la inocencia y la alegría de la infancia de un niño. 

imageimageimageimageimage

Los he combinado con papeles de otras colecciones que aportan algo más de color al álbum.

imageimageimageimageimageimage

¿Qué os parece el resultado? A mí me ha gustado bastante y voy a utilizar más el negro o bases oscuras.

Hasta la próxima.

¡Bruno ya tiene su regalo!

Hola a tod@s.

Después de un tiempo preparándolo, y otro ocupada con el trabajo y los niños, por fin puedo decir que Bruno ya tiene su regalo.

Como os podéis hacer una idea, se trata de un recién nacido, un niño precioso. Parece mentira que haya pasado tan poco tiempo desde que tuve a mi peque y ya no recordaba lo chiquititos y delicados que son los bebés, esas manitas tan diminutas y perfectas, los gestos y muecas que hacen con la boquita… No hacen nada y, sin embargo, te podrías pasar horas y horas mirándolos. Las que sois madres me entenderéis.

Bruno es un bebé muy especial. Le costó un poquito venir al mundo pero ha sido y es súper deseado y querido. Y, además, ha tenido mucha suerte de tener a esos maravilloso padres, sobre todo su mamá (por la parte que me toca). Chicos, ahora os espera una nueva etapa, una nueva vida diferente a la que teníais, pero olvidaos de todas las cosas negativas que os van a contar (que si ya no vais a dormir, que se acabó el salir, etc.). Por supuesto que ya no va a ser lo de antes porque ahora sois tres y vuestro centro va a ser él, pero estoy segura (y os lo digo por experiencia) que es lo mejor que vais a tener en la vida.

Me encantó veros el otro día. Bruno creciendo sin parar, ese papá que se le caía la baba con su bebé, y tú, Eva, con la sonrisa permanente. Os deseo que viváis cada momento como si fuera único porque realmente lo es, que aprendáis, que os equivoquéis, que riáis, lloréis y os preocupéis, pero que seáis vosotros los protagonistas y no hagáis caso a los consejos que os van a dar todos. Ni comparéis a vuestro bebé con los demás porque cada niño es diferente.

Así que, por todas estas razones, Bruno se merecía un regalo especial. Espero haber estado a la altura y que sus papis llenen el álbum de recuerdos (que me consta que sí que harán).

IMG_1640

La portada está hecha con tela, cartulina, papeles scrap de Dayka, y detalles, como dibujos, letras y puntillas.

IMG_1642

En el lomo quise ponerle este mensaje (“Mi tesoro“) para no repetir el nombre del bebé, que ya está en la portada. Además, para una madre su bebé es su tesoro y más para Eva.

IMG_1645

En cada una de las páginas, que están diseñadas como si fueran sobres para poner dentro tarjetas, fotos o cualquier recuerdo que se quiera guardar, hay etiquetas con los meses del bebé para que se vayan ordenando las fotos cronológicamente.

IMG_1646

Le puse unos esquineros dorados porque como está forrado de tela para que no se deshilache y quede siempre perfecto.

IMG_1647

IMG_1648

Prácticamente todos y cada uno de los detalles que tiene el álbum tiene relieve gracias a la goma eva. Este es un recurso que suelo utilizar bastante y ya os he enseñado en otros de mis proyectos.

IMG_1650

Me encantan estas etiquetas de los ratoncitos con las medidas, el peso, etc. Hice unos bolsillos en la primera página y ahí fue donde coloqué las etiquetas. Además, les puse una cinta amarilla para darle algo de color y poder sacarlas con facilidad.

IMG_1653

Esta colección de recién nacido de Dayka es perfecta para este tipo de álbumes. Los colores son muy suaves (muy apropiados para los babys) y todos sus mensajes están en español y son entrañables.

IMG_1654

IMG_1655

En algunas de las páginas puse solapas para que hubiese más espacio para fotos. Cuando tenemos nuestro primer hijo queremos sacarle fotos de todo, algo que no pasa ya con el segundo (al menos, en mi caso).

IMG_1656

IMG_1657

IMG_1658

Dentro de cada página-sobre, hay como unas tarjetas grandes cada una con un motivo y mensaje diferente. Ahí se pueden poner varias fotos pero dentro del sobre también se pueden guardar más recuerdos como, más fotos, cartas, recortes de periódico o lo que sea.

IMG_1659

IMG_1660

IMG_1661

IMG_1662

A algunas de las páginas envejecí los bordes con un poquito de tinta marrón y también puse unos cuños muy monos. Así el álbum tiene un toque muy chulo, ¿no te parece?

IMG_1663

IMG_1664

IMG_1665

IMG_1666

Otro de los detalles que tiene este álbum es el troquelado, que también está relacionado con la temática de los bebés, ya que son cochecitos de paseo.

IMG_1667

IMG_1668

IMG_1669

IMG_1670

IMG_1671

IMG_1672

Me encantan estos últimos mensajes porque es lo que cualquier madre quiere para su hijo: que aprenda, que disfrute de la vida y que está siempre a su lado.

Bueno, espero que os haya gustado este álbum para un recién nacido. A mí desde luego que sí, porque para ser el primero creo que el resultado está bastante bien.

Hasta la próxima.