¡FELIZ VERANO!

Llevaban tiempo pidiéndolo, pero hoy se lo han ganado.

Estamos a punto de terminar el curso escolar y este fin de semana mi cabeza se ha llenado de recuerdos. Recuerdos buenos, y no tan buenos, pero definitivamente inolvidables. Ha sido un curso intenso, en ocasiones duro; un curso de cambios, de novedades, de aprendizaje… Pero también de alegrías, de adquisición de valores, de compañerismo.

Cuando en julio del año pasado me dijeron la tutoría que me tocaba, respiré hondo y pensé: “Menudo curso me espera”. Es un grupo potente, con muchos chicos y de mucho carácter, sumado a que tienen 12 años y están entrando en la “edad del pavo“. Así que hemos trabajado mucho todos: profes, alumnos y papás. Lo que nunca imaginé fue que me enseñarían ellos a mí tantas cosas, que nos reiríamos tanto con sus bromas y su buen humor y que sería un curso tan positivo en muchiiiísimos aspectos.

Estoy orgullosísima de mis chicos de 6ºB, por dejaros enseñar, por haber adquirido tantos valores necesarios, como el compañerismo, la fuerte amistad que os une, el respeto por los demás, la unión, el valor.  Así que el post de hoy va por vosotros.

Anto, el primero de la lista, el gran compañero valorado por todos. Te admiro muchísimo por tu esfuerzo y superación personal. No hay obstáculos para ti y lo has demostrado desde que naciste. Eres un alumno ejemplar y un compañero e hijo de 10. Te deseo unos futuros cursos llenos de éxito y que disfrutes mucho de tu nueva etapa como futbolista.

Poty, mi chico de carácter fuerte. Pese a que has tenido algún día para olvidar, quiero felicitarte por intentar (y muchas veces conseguir) controlar esos prontos. Recuerda que para hablar no hace falta gritar, incluso cuando te motivas. Voy a echar de menos nuestras charlas del “corazón”, tú ya me entiendes. Solo quiero darte un consejo: no le des tanta guerra a tu madre porque algún día te arrepentirás; abrázala y bésala más.

Poncho, mi mini-yo. ¡¡Somos tan iguales en tantos aspectos!! Este año me has recordado mi infancia y eso me ha servido para ayudaros a solucionar algunos de vuestros conflictos. Eres una alumna ejemplar y seguro que te espera un futuro igual o mejor. Felicidades por superar tu timidez. Solo te falta una cosa para ser “la chica perfecta”: medir más tus palabras y cuidar las forma cuando te sale tu vena sincera. Te voy a echar muchísimo de menos.

Adri, este año has mejorado muchas cosas de tu carácter. Creo que no ha sido tan mal año y que poco a poco se van limando esos problemas que llevas arrastrando tanto tiempo. Se nota que te haces mayor. Eres un gran amigo, bueno, generoso, dispuesto a ayudar… Me quedo con nuestras charlas, en las que me sentía tu madre protegiéndote de todos los que querían hacerte daño, y por el súper futbolista en el que te estás convirtiendo.

Ester, mi artista. Tocas el piano, vas a clases de baile, cantas fenomenal… Espero que te acuerdes de mí si algún día sales en la tele. Estoy muy contenta por las ganas que demuestras en querer superar tus miedos, tus “traumas“. Sabes que aún queda camino pero enhorabuena por lo que haces y gracias por hacerme sentir tan querida.

Mi pequeña bucanera, ¿qué puedo decirte? Eres la chica de la eterna sonrisa, nunca te he visto una mala cara ni un mal gesto hacia nadie (aunque hayas tenido tus pequeños conflictos con las chicas). He descubierto en ti una faceta que no conocía y es la de ser actriz. Lo haces muy bien. Sigue con el teatro, y compagínalo con los estudios. Pero no dejes de trabajar y esforzarte al máximo porque la etapa que empiezas es dura. Pero cuando seas mayor y estés en la alfombra roja, acuérdate de mí.

Vis, el gran Vis. Este curso ha habido veces que me has sacado un poquito de mis casillas por lo directo y sincero que eres. Pero pasa totalmente desapercibido porque los momentos divertidos que me has dado los superan con creces. Felicidades por haber acabado el curso tan bien y haber conseguido el diploma. Gracias por tus bromas, tus guiños de ojo y piropos que tanto me han alegrado el día. No sé lo que te espera en el futuro, pero como asesor de pareja no tienes precio.

Jaume, ¡el curso que me has dado! Tú tienes mucho potencial, pero tienes que creer un poquito más en ti. Sé el puedes lograrlo y quiero decirte que siempre estaré a tu lado para ayudarte a que consigas lo que te propongas, pase lo que pase. Por cierto, me encantó tu movimiento de caderas en el “Uptown funk”, cada vez que escucho la canción me acuerdo de ti (de todos, en general).

Potey?? No sé si lo habré puesto bien. Eres un terremoto, el niño más movido y vivo que he conocido nunca (y eso que sabes que tengo uno en casa). Sois tan parecidos… los dos obsesionados con el fútbol. Uno de los mejores momentos como profesora en todos mis años de experiencia me lo has dado tú, cuando me dedicaste el campeonato de Fallas. Jamás olvidaré tus palabras. ¡Gracias!

Mi escritor favorito. No tengo palabras para describir lo grande que eres. Este año has tenido algunos altibajos, momentos de bloqueo, de cabezonería, pero otros muy buenos. Eres un gran ejemplo de constancia y has demostrado que si alguien quiere conseguir algo no debe rendirse y seguir luchando hasta el final. Como ya te dije, viendo cómo reaccionaron tus compañeros después de regalarnos el libro, para mí tienes el diploma. Fue un detalle precioso y vale mucho más que un diploma. Eso no tiene precio.

Carlita, la gran Carlita que no hace falta que salte para tocar las espirales del techo de Infantil (tú ya me entiendes). No sabes lo orgullosos que estamos tu familia y yo de ti. Has superado tus dificultades en algunas asignaturas, lo has sacado tú sola, sin ayuda de nadie, y lo has sacado bien. Pero no solo estoy contenta por eso. Lo me llevo este año es que por fin has salido de tu “cascarón“. Este año hemos visto a la auténtica Carla, la que no se calla si algo no le parece bien, la que lucha por conseguir lo que se propone (como hacer las acrobacias de “Uptown funk”), y la que cree en sí misma. Sigue así, creciendo en este sentido y te convertirás en alguien muy fuerte.

Rubo, ¡cuánta guerra me has dado este año! Ha habido enfados, broncas, castigos, ausencias… Momentos en los que avanzábamos, pero otros en los que costaba ver la luz. Hemos dedicado asambleas, charlas, reflexiones… Y mi conclusión es la siguiente: cuida tu forma de hablar, no te dejes influir por nadie, demuestra lo que vales; ¡y deja de tocarte el pelo! Pese a todos los dolores de cabeza que me has dado y esa coraza de chico malo, sé que en el fondo eres todo corazón. Intenta seguir mis consejos y verás como todo va mucho mejor, hasta serás más feliz.

Opalo, no empezamos con buen pie y ha habido momentos en los que tus miradas lo decían todo. Me ha costado llegar hasta ti pero creo que lo he conseguido. Admiro el talento que tienes para cantar y bailar, de verdad que tienes un don. Voy a echar de menos tu alegría, tus vídeos, tus piruetas… a ti. Solo quiero pedirte un favor, que cuando seas una cantante famosa, me invites a uno de tus conciertos. ¡Lucha por tu sueño y mucha suerte en tu nueva etapa!

Víctor, Víctor,Víctor. Por fin estás creciendo (en todos los sentidos). Aunque tienes que aprender que la constancia es muy importante para obtener buenos resultados, se nota que este año has cambiado. Estás más mayor, eres consciente de tus errores y aceptas mejor las críticas. Eso es un gran paso. Así que desde aquí, te animo a que sigas así y que sepas que me tendrás siempre como apoyo.

Charly, mi Michael Phelps. Eres un orador nato, tienes una labia… que de mayor te veo como político. ¡A lo mejor eres nuestro futuro presidente del gobierno! Tienes la capacidad de contar algo negativo como si fuese algo bueno, y nos llegas a convencer. Me ha encantado ser tu tutora y, sobre todo, ver lo positivamente que he influido en ti, que hasta volvías a tu madre loca poniéndote el tiempo para hacer los deberes. Te voy a echar mucho de menos.

Ramón, el último en llegar. Has venido nuevo este año y al principio costó un poco. Quiero felicitarte por superar tus dificultades con el tema del idioma, te has esforzado mucho. Pero ya sabes que no está todo hecho, hay que seguir siempre dando el máximo. Echaré de menos tus ideas, inventos y creaciones que me contabas cada semana con tanta ilusión y alegría. 

Siempre me acordaré de vosotros; de vuestras bromas con las cucarachas; de lo dispuestos que habéis estado siempre a ordenar, arreglar y limpiar la clase en los Días abiertos o en la apertura de nuestra Agencia Six Dreams. De todos los premios que habéis ganado: pixelart, torneo de fútbol, concurso de talentos. De nuestra asambleas, nuestras charlas y cotilleos. De los vídeos de ánimo y las frases de la semana

En fin, chicos. Quiero terminar dándoos las gracias por haberme demostrado tanto cariño y respeto, por haber dejado que entrase en vuestro grupo como una más. Aunque suene cursi, me habéis robado un trocito de mi corazón, y lo sabéis. Os voy a echar muchísimo de menos a todos y cada uno de vosotros y quiero que sepáis que habéis sido, sois y seréis un gran grupo. ¡Os quierooooo!

Hasta la próxima.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s